martes, 7 de abril de 2009

Sobre candados en la puerta


Tendría cinco años cuando después de subirme a una banca, me cai y me fracturé la pierna. Me enyesaron y no entendía bien que sucedía, pero lo cierto es que estaba en un corralito que mi abuelo me hizo y me ubicaban en la puerta de la casa para que me distrajera viendo a la gente pasar..

Tenía dos vecinitos, Memo y Mili, que siempre me molestaban tirándome agua cada vez que pasaban y yo muy molesta en mi media lengua les decía “ No me molesten, ya verán cuando sane de mi pata tiesa, les voy a sacar la "menga" (esa palabrota que empieza por mier...)".

Una tarde, comencé a escuchar gritos: veía que la gente corría, y había humo, mucho humo... La casa de Memo y Mili se estaba quemando ( cabe señalar que eramos muy pobres y las casas estaban hechas de material inflamable, de cartones y estera) .

El problema real era que los niños quedaban solos en casa y a sus padres les pareció que la forma de estar más “seguros “ era colocando un candado en la puerta cada vez que salían. Gracias a esos candados a la gente les fue imposible salvar a los niños, muriendo carbonizados………..yo no entendía lo que sucedía, pero lo que si entendía era que mis amigos estaban “en el cielo”….OTRO EJEMPLO TRAGICO DE ACCIDENTES EN EL HOGAR..
Publicar un comentario

Buscar temas

Compárteme si te gustó

Share |